magoucraniano

TELEPORTACION

TELEPORTACION

 La teleportación es el proceso de mover objetos o partículas de un lugar a otro instantáneamente. Según la narración de que se trate, puede realizarse, o no, ultilizando una máquina llamada teletransportador. Literalmente quiere decir «desplazar a distancia», lo que puede ser entendido como un desplazamiento que se produce sin necesidad de establecer contacto físico directo con el objeto para que éste se mueva. 
En el año 2004 salió a la luz un curioso e interesante informe del ejército de EE. UU. titulado “Teleportation Physics Study” y publicado en la página web de la FAS (Federation of American Scientists), respetable y prestigiosa institución científica. El contenido del informe abarca tanto temas científicos muy complejos, entre ellos la teleportación. 
 
 En 2005 apareció un curioso artículo en la revista Muy Interesante. Anton Zeilinger, reconocido experto en el campo de la física cuántica había conseguido con ayuda de todo su equipo teletransportar por medio de un túnel que atravesaba todo el Danubio por debajo, un par de fotones entrelazados cuánticamente. Esto suponía una distancia de 600 metros. 
 
 En 2007, un equipo de investigadores de la ESA ha conseguido realizar una comunicación cuántica entre dos puntos separados por una distancia de 144 Kilómetros (situados entre las islas de La Palma y Tenerife, en España), demostrando que el efecto cuántico del entrelazamiento se mantiene a grandes distancias. Este experimento es el primer logro de un estudio cuyo objetivo es el diseño de un sistema que permita comunicarse de una forma totalmente segura con satélites mediante comunicación cuántica. 
 
 En 2009 ya se ha conseguido el teletransporte de masa considerable, en torno a unos 5000 átomos y la distancia de unos 23 kilómetros en Canadá. El método fue basado en la desaparición de materia a altas velocidades. 
La teleportación ya esta aquí
 
Un grupo de físicos consigue trasvasar el estado de un atomo a otro distinto, un logro que abre las puertas hacia un mundo que hasta ahora sólo existía en la ciencia ficción.
 
Un atomo esta aquí y, de repente, esta en otro sitio, en la habitación de al lado o en el otro extremo de la galaxia. Y no ha viajado a través de nada, sino que, simplemente, ya esta. He aquí uno de los aspectos mas interesantes de la teleportación (no teletransportación, no se transporta nada) cuantica, en la que, ademas de física (mucho), hay que entender un poco de filosofía y aceptar la vida como una extraña poesía. 
 
Dos grupos de investigadores, uno de Innsbruk que (Austria) y otro de Colorado (Estados Unidos), publican esta semana en la revista Nature que acaban de conseguir la teleportación cuantica con atomos. En concreto, el grupo austríaco trabajó con dos atomos de calcio, pongamos A y B, y consiguió reconstruir en el B el estado de A, usando un sistema propuesto por el físico español Ignacio Cirac, del Instituto Max Plank que de Alemania. 
 
Parece facil. El estado de un atomo se teleporta a otro, esté donde esté ese otro. Pero, para ello, tienen que darse determinadas circunstancias. Para empezar, y como se ve, son dos los elementos protagonistas (en realidad, en el experimento de Nature se utiliza un tercer atomo, pero detallarlo sería entrar en cuestiones riguros?simamente técnicas) y no uno. En otra palabras: uno sólo no se teleporta a donde le dé la gana, como pudiera pensarse por la influencia de numerosas películas y series de ciencia ficción (mucha ficción y poca ciencia). Lo que han logrado es transferir las propiedades de una partícula a otra, pero no la partícula en sí misma. Adelantémonos quinientos años: si un ser humano quiere estar inmediatamente en Saturno, debe haber en el planeta de los anillos una distribución de atomos intrínsecamente entrelazados (enredo cuantico, le llaman) con el sujeto. 
 

Mecanica cuantica 

¿Cómo se sustenta todo esto? La explicación es un tanto complicada, pero merece la pena prestarle atención: los muy llamativos principios de la mecanica cuantica dictan que cualquier medida de un sistema, inmediatamente altera su estado. Medir es variar. El valor del estado puede ser 0 o 1, por ejemplo. Antes de medir, el estado sera la superposición de 0 y 1 (lo del gato de Schröedinger en una caja con veneno: mientras no se abre la caja, no esta ni vivo ni muerto, es una superposición de ambos estados). Al medir, se rompe este es quema y se obtiene un valor fijo, alterando el sistema. Por tanto, se trata de fabricar uno formado por dos partes, A y B, enredadas o superpuestas, de hecho que formen un sistema único. Si se pueden separar manteniendo el enredamiento, se abre la puerta a la teleportación cuantica. Esto, que se había logrado con luz en 1997, se hace ahora con atomos. Tal vez dentro de quince años con grupos de atomos, después con moléculas, y después, tal vez... 
 

La teletransportación psíquica, la verdad revelada

 

 A principios de la década de 1970, la CIA y otras agencias de inteligencia estadounidenses financiaron la investigación en secreto de los fenómenos psíquicos, bajo la dirección de Hal E. Puthoff y Russell Targ en el Instituto de Investigación de Stanford. Para la investigación contaron con psíquicos de la talla de Ingo Swann y Pat Price, y el programa exploraba la forma en que podrían utilizar sus habilidades para “ver objetivos”, sin importar la distancia ni el tiempo.

El programa fue mundialmente conocido como la visión remota, en el cual se utilizaban métodos y protocolos específicos que permitían aprovechar esta capacidad en un escenario controlado. A día de hoy conocemos perfectamente que los logros de estos experimentos están bien documentados. Obviamente, los militares vieron una habilidad impresionante conmuchas posibilidades estratégicas y defensivas. Y aunque las agencias de inteligencia y demás organizaciones gubernamentales ya tenían en su poder el control de la visualización remota, fueron un paso más allá, pensaron que algunas capacidades psíquicas eran mucho más sofisticadas y potencialmente de mayor alcance: estamos hablando de la teletransportación psíquica.

¿Qué es al teletransportación psíquica? 

Como ya publicamos en “Teletransportación, acceso a otras dimensiones”, la teletransportación o teleportación es la capacidad de mover la materia de un punto a otro en el tiempo y el espacio de forma instantánea. Pero hay diferentes tipos de teletransporte, y la teletransportación psíquica es uno de ellos. También conocida como “Psicoportacion”, es una forma putativa del teletransporte que se logra mediante medios no físicos.
Pero esta capcidad no es nueva, ya que la idea de las personas que desaparecen de un lugar y misteriosamente reaparecen en otro se remonta a miles de años atrás. En el misticismo oriental y en ocultismo occidental hay diversos fenómenos que están estrechamente relacionados con la teletransportación psíquica:

Oopart: Cuando los objetos de en un lugar son impulsadas por algún poder mental desconocido, materializándose en otro lugar, cerca o incluso lejos en el tiempo.

Bilocación: El fenómeno de estar en dos lugares a la vez y que es ampliamente mencionado en la filosofía cristiana. Se supone que varios santos y monjes cristianos eran expertos la teleportación psíquica, incluyendo a San Antonio de Padua, San Ambrosio de Milán, y el Padre Pío. Se dice que en 1774 San Alfonso María de Ligorio fue visto junto a la cama del moribundo papa Clemente XIV, cuando en realidad el santo estaba recluido en su celda a cuatro días de viaje.

Jotts: Se trata del fenómeno de los objetos que desaparece y en ocasiones vuelven a aparecer. Por lo general, siempre hay  implicado un objeto que la persona deja en el mismo lugar. Investigaciones recientes sugieren que la persona que tiene la capacidad de la teleportación psíquica puede trasladar el objeto a otros lugares.
Pero no fue hasta el 2004, que la teletransportación psíquica fue dado a conocer a la opinión pública por un controvertido estudio de la Fuerza Aérea de los EE.UU., que sugería que era una capacidad “muy real y podía ser controlada”.
 

Las claves de la teletransportación psíquica 

La Fuerza Aérea de los EE.UU. encargó en 2004 un estudio de 88 páginas titulado “Estudio de la Teleportación Psíquica” en el que el autor Eric W. Davis decía que la teletransportación psíquica, el movimiento de una cosa o persona de un lugar a través del poder de la mente “es muy real y puede ser controlado”.
Después de hacerse público este estudio, la sorprendente afirmación de Davis fue rápidamente descartada por la comunidad científica. Sin embargo la Fuerza Aérea, continuó la investigación de las posibilidades de la teletransportación psíquica, invirtiendo más de 7,5 millones de dólares.
El estudio de Davis hacia hincapié en el poder sin explotar e inexplicable de la mente humana. Además, el informe señalaba varios experimentos, demostraciones y otros fenómenos que aparentemente no pueden ser explicados por la ciencia convencional:
  • El éxito de los programas de visión remota demuestra la capacidad de la mente para trascender en el tiempo y el espacio.
  • Los experimentos han demostrado que es posible mover objetos metálicos sin esfuerzo físico; se observó bajo condiciones estrictamente controladas.
  • Aunque discretamente, Davis incluso citó el teletransporte psíquico con los encuentros con ovnis.
  • En 1975, el psíquico Uri Geller consiguió desvanecer un cristal de carburo. El cristal se encontraba completamente encapsulado, por lo que Geller no podía tocarlo.
  • El informe también decía que la República Popular de China también realizó experimentos controlados de la teleportación psíquica en la década de 1980. Según un documento oficial, niños dotados de dicha capacidad consiguieron causar la aparente teletransportación psíquica de objetos pequeños (radios, papel fotosensible, relojes, tábanos, otros insectos, etc…) de un lugar a otro sin que ellos tocaran los objetos con la mano.
  • Otros experimentos exitosos similares se llevaron a cabo con niños chinos en la década de 1990. Los experimentos estuvieron perfectamente controlados, registrados científicamente, y los resultados experimentales siempre fueron repetibles. De hecho, estas pruebas fueron realmente grabadas en vídeo y registradas por fotografías de alta velocidad.

Ocultando la verdad

El informe de Davis demuestra que la teletransportación psíquica es toda una realidad y nadie puede desacreditarlo. Por supuesto, que el mundo paranormal también podemos encontrar muchos casos de teletransportación psíquica. Y aunque no se ha podido demostrar, incluso la teletransportación psíquicapodría llegar a explicar el fenómeno doppelganger, en el que el doble de una persona es visto en algún lugar distante. ¿Podría ser esto una proyección psíquica de la mente?

La realidad es que ahora estamos sólo empezando a sondear las profundidades de la mente humana y el potencial de las habilidades psíquicas. Como especie siempre hemos ido en busca de nuevas fronteras: hemos explorado la geografía de nuestro planeta, los avances de la tecnología y las maravillas del espacio. Pero parece ser, que la comunidad científica no está interesada en desvelar los misterios de nuestra mente que serían la llave para nuestro despertar. Aunque hay evidencias mas que suficientes para demostrar la existencia de las capacidades psíquicas como la teletransportación psíquica, la ciencia nunca permitirá que la humanidad crea en la capacidad real de su ser.
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=